BIENVENIDOS A MI ESTUDIO EN LA WEB (QUE SE IRÁ ACTUALIZANDO MES A MES)!


Acaso hallen algo interesante en él quienes mantienen un compromiso de vida con la justicia y con la belleza.

domingo, 1 de enero de 2017

2017:

NO HABRÁ NUEVA OFENSIVA POPULAR 
SIN UNA PERSPECTIVA CAPAZ DE TRASCENDER LA COYUNTURA

















"Spinoza dice que cuando se produce una respuesta adecuada a los acontecimientos que están teniendo lugar, en ese momento se toca lo eterno. Creo que la diferencia entre la época posterior a la II Guerra Mundial y la etapa actual reside en que entonces el programa de Marx estaba muy presente, mientras que ahora vivimos un momento en el que la visión y la percepción de Spinoza  - a quien Marx debe muchísimo -, ha reemplazado ese sentido de programa. Y creo que eso modifica la naturaleza de la esperanza, aunque no la disminuye".

John Berger

"Cuando los de más abajo, los jóvenes (varones y mujeres) pobres de las periferias, los ninguneados de siempre, toman las riendas de sus vidas y además lo hacen en colectivo, es porque algo muy profundo está cambiando. Un mundo nuevo comienza a despuntar cuando el intelectual, el dirigente, el estratega (en masculino), se disuelve por la potencia de lo colectivo que anuncia un vendaval político, social y cultural de largo aliento".

Raúl Zibechi

El reciclaje de la clase dominante

El sistema - mundo está modificando drásticamente el escenario en que libraron su batalla las generaciones precedentes. Una crisis civilizatoria de incalculables dimensiones amenaza con agotar las reservas naturales del único planeta - hogar que tenemos, mientras los poderes que encarnan el capitalismo global - resueltos incluso a administrar países implotados - distan de limitar su insaciable afán de lucro pasando por encima de los estados nacionales, cuyas clases dirigentes - venales y rentistas - cada vez representan a sectores más reducidos de cada población. 

Durante el primer verano de la ceocracia macrista - signado por un shock tarifario y represivo de inusual magnitud -, salimos al cruce de la situación con un brulote sin pretensión alguna de caracterización sociológica, que algunos compañeros de lucha cuestionaron por impreciso. "La Revolución Libertadora legitimada por el 51% del electorado", escribimos. Obviamente, lo hicimos más animados por la idea de apelar a un lugar común capaz de describir el retorno de un odio social racista y gorila, que para ofrecer una caracterización ajustada del fenómeno en ciernes, cuya naturaleza no admite análisis contrafácticos.

Al cabo de un año de gestión de la alianza Cambiemos, nos sentimos en condiciones de describirla como una nueva derecha con vocación política que vino para quedarse, y cuya versatilidad surfea sobre la crisis terminal de representatividad del aparato partidario nacional, aunque sin estatura de clase dirigente sino más bien gerencial. Tal caracterización se basa en que, a nuestro modesto saber y entender, la Argentina tuvo hasta la fecha tres fundadores: Roca, Perón, y Martínez de Hoz. En todo caso, los actuales ocupantes de la Casa Rosada adscriben - a su modo - a la Organización y Reorganización Nacional, pero guardando significativa distancia intelectual de sus respectivos mentores.

Su signo ideológico se torna evidente pese al usufructo de una apelación posmoderna a la no política, reduciendo la cosa pública al ejercicio de una gestión con "buena onda", y a la sustitución discursiva de categorías como "pueblo" por "gente", ya que los números son inapelables: Por citar un caso emblemático, la transferencia al sector agropecuario por la quita y baja de retenciones articulada con la megadevaluación de diciembre de 2015 equivalió a unos 130 mil millones de pesos, mientras que el capital asignado para financiar el Plan de Emergencia Social durante todo el año en curso será de 11 mil millones.

El patrimonio de lucha acumulado durante 2016 ante la picadora de carne electoral

Hasta la fecha, el poder triunfa en la guerra asimétrica que libra contra los pueblos contagiando su criterio de éxito al campo popular. El posibilismo que atraviesa a buena parte de la militancia coloca lastres de plomo que atan al pasado las luchas del presente. Todas las experiencias continentales que ensayaron sus variantes durante la primera década del Siglo XXI han sido superadas: No hay una nueva estrategia continental.

El escenario proselitista en ciernes encuentra a los dos partidos tradicionales de la Argentina fragmentados y sin dar pie con bola. Por un lado arrecian las críticas al interior de la UCR emanadas desde sectores que interpretan que esa fuerza centenaria viene siendo la gran convidada de piedra en la coalición gobernante, y por el otro aún no termina de cuajar confluencia alguna por parte de un PJ que cada vez semeja más a un cascarón vació de representatividad social, un kirchnerismo atravesado por internas que vienen minando su ya menguada capacidad de movilización, y un massismo que pendula riesgosamente entre oficialismo y oposición. El ascenso de una izquierda partidaria eficaz en la lucha sindical antiburocrática pero desentendida de los nuevos desafíos planteados por la crisis civilizatoria en curso completa un damero que no habilita a esperar grandes sorpresas desde la superestructura del poder político.

Lejos del palacio, la calle ha visto irrumpir a un nuevo y potente actor social capaz de conquistar la condición de trabajador organizado desde el sustrato de la economía popular. Ha querido la dialéctica de la lucha que las significativas conquistas obtenidas por el sector en cuestión sin intermediaciones políticas ni gremiales se vean amenazadas por el riesgo de integracionismo fomentado desde el gobierno en connivencia con la venalidad de una mediática dirigencia social que, escudándose en el aval del Vaticano, no hace más que aplacar la rebeldía de un pueblo necesitado de trascender holgadamente el asistencialismo.

El imperioso desafío de reinventar un horizonte no capitalista

Aplacados los fervores de distinto signo generados por la muerte del Comandante Fidel Castro, se va ganando perspectiva para considerarla como una bisagra en la historia contemporánea: Sin desmedro de los incontables méritos que atesora la gesta cubana, capaz de exhibir altísimos índices de alfabetización y salud pasibles de avergonzar al mundo capitalista, así como una envidiable intransigencia en la brega por la autodeterminación de su pueblo, se torna difícil no sentir que con el hito mencionado también se cierra un capítulo importante de la experiencia nostramericana y tercermundista, que condicionó numerosos intentos insurgentes frustrados por haber creído ver en el ejemplo de los barbudos una fórmula infalible de acceso al poder denominada foquismo.

El sistema capitalista en tanto, ahora sometido al embate de proteccionistas sobre globalizadores, continúa ensayando renovados métodos de sometimiento (como el hackeo informático a las finanzas del estado bolivariano), que acentúan la vacancia de una teoría revolucionaria en el mundo periférico. A propósito de estas nuevas estrategias de dominación, así como la generación del 70 tuvo una ineludible referencia formativa en el filme de Gillo Pontecorvo "La Batalla de Argel", para dimensionar los nuevos escenarios de confrontación se torna imprescindible ver "Snowden", de Oliver Stone: http://miradetodo.net/snowden-2016-1080p-full-hd/

Como viene sucediendo, la perspectiva comicial tienta a muchas fuerzas populares a crear su herramienta electoral, por cuanto ya se acumulan minúsculas expresiones de izquierda independiente presentadas con una enjundia  digna de estar llamadas a hacer temblar los cimientos del poder burgués, lo que no hace otra cosa que debilitar el auspicioso frente de lucha gestado al calor de la unidad en la acción que campeó en las calles del país durante el año anterior.

Si es cierto que los mitos atesoran saberes populares ancestrales, el de Teseo enseña que para dar con la salida del Laberinto de Creta y retirarse airoso portando la cabeza del minotauro el héroe ateniense debió asirse al cordel de Ariadna. La realidad descripta hasta aquí también impondrá a las fuerzas revolucionarias convencidas de que el capitalismo mata - e indispuestas a arriesgar prematuramente su suerte en territorio enemigo y con las reglas de juego del oponente - a poner en acto una voluntad de vida potencial factible, para prefigurar cotidianamente la sociedad más humana a que aspiramos, apelando al único camino que conduce a dicha meta, el de resistir y luchar.-


JORGE FALCONE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario